Responsabilidad civil empresarial

La actividad empresarial tiene el riesgo de producir daños materiales o personales a terceras personas, y este riesgo debe estar asegurado. Cada actividad tiene sus propias peculiaridades que exigen un profundo análisis para efectuar la mejor cobertura posible.

Es necesario un estudio y negociación tanto de coberturas como de cláusulas y exclusiones específicas para evitar quedar descubiertos en muchos casos y solamente pagar por lo necesario.